Blog

GPS: Sus aplicaciones para una buena gestión

Publicada por Farm In Data en #agtech



GPS (Sistema de Posicionamiento Global) es un sistema que permite determinar en toda la Tierra la posición de un objeto (una persona, un vehículo) con una precisión de hasta centímetros, aunque lo habitual son unos pocos metros de precisión, y es muy utilizado en el agro. El potencial de la herramienta es enorme, aunque no siempre se explote al máximo. Contamos con distintos tipos de mediciones y equipos, dependiendo del uso requerido. 

Mi objetivo con este post es brindar algunos ejemplos prácticos que los agricultores pueden darle a la tecnología GPS y además contarles que no es necesario gastar mucho dinero para tomar buenas decisiones y ahorrar mucho dinero decidiendo en función a información.

Luego de trabajar en empresas de distintas escalas, operando en estructuras de hasta 240.000 hectáreas anuales de producción en un sólo país y con la experiencia de haber vendido más de 70.000 hectáreas de servicios ag tech con mi empresa en pocos meses, ayudando a productores a tomar mejores decisiones, aprendí que los datos ayudan. En relación a esto, aprendí también que las unidades de medida "hectárea" y "tonelada" son críticas y que el GPS (como tecnología y dispositivo) ha sido y seguirá siendo pieza importante de una buena gestión agropecuaria. 

A continuación listaré usos prácticos del GPS y del procesamientos de los datos que se obtienen:  

  • Gestión adecuada de lotes (o unidades de manejo): nomenclatura, medida, ubicación y estructura ("¿dónde está el tranquerón?")
  • Mejora la comunicación interna y con los proveedores: los distintos integrantes de la empresa conocen cuántos lotes y dónde están. 
  • Mejora el proceso presupuestario: comprar lo que hace falta, planificar el paquete de hectáreas para el contratista, proyectar flujo de fondos, entre otros. 
  • Evita discusiones con proveedores (contratistas y arrendadores): 53.47 son 53.47 hectáreas.
  • Se ajusta el costo por hectárea y por tonelada. 
  • Se obtiene el dato correcto del rendimiento por hectárea: no es lo mismo 30 qq/ha que 31 qq/ha, y si el volumen es grande más aún.  
  • Permite la aplicación de agricultura de precisión. 
  • La posición georreferenciada de objetos o tan sólo ubicaciones en el espacio da un sentido objetivo, eliminando imprecisiones. 
  • Da confianza a los inversores y accionistas: datos bien tomados, procesos, protocolos, dan más confianza sobre la información generada. 
  • Ayuda a la logística comercial: dónde están los campos, lotes y entradas. Comunicación clara y presupuestación ajustada de fletes.
  • Uso más sustentable de los recursos, por ejemplo fertilizantes, como derivado de una ambientación, para evitar contaminaciones. 

Las herramientas para medir son variadas y los sistemas de medición también.

Si quieren tener un mapa exhaustivo del campo y/o de las superficies sembradas, recomiendo que contraten los servicios de empresas dedicadas al tema, dado que el GPS es distinto, porque brinda una precisión centimétrica. 

Para el resto de los usos, recomiendo que usen GPS de mano (como puede ser el famoso Garmín) y/o apps (aplicaciones) para sus teléfonos, como pueden ser:

Importante es que puedan descargar los archivos generados y transformarlos en un mapa: eso es información. Con algunas aplicaciones, softwares y/o plataformas es fácil, de lo contrario hay tutoriales en Youtube o bien contactándonosGoogle Earth es una herramienta útil y gratis, y que seguramente todos la usen.    

Se puede hacer y mejorar mucho con poca inversión. ¿Por qué no mejorar? ¿Por qué no hacerlo? 

Los invito a que me escriban y compartan si les resultó interesante. Me gustarían que cuenten sus experiencias sobre el uso de GPS, la importancia y funcionalidad para ustedes. Pueden hacerlo en las redes sociales (FacebookTwitter) o bien escribirnos a [email protected]rmindata.com y nosotros las compartiremos.

Que tengan muy buen día. 


Matias Zayas

LinkedinTwitterFacebook

[email protected]